Se complican las cosas para Airbnb en Nueva York

Home / Estados Unidos / Se complican las cosas para Airbnb en Nueva York

 

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó el viernes pasado una ley que refuerza en todo el estado las sanciones a usuarios de servicios de vivienda compartida por ofrecer alquileres ilícitos.

Una de las principales compañías afectadas por la decisión de Cuomo es el portal Airbnb, compañía que respondió inmediatamente a la medida presentando una demanda que trata de anular una de las leyes más restrictivas que se aplican a su modelo de negocio en los Estados Unidos.

Ahora será ilegal subarrendar habitaciones.
Ahora será ilegal subarrendar habitaciones.

Durante mucho tiempo Cuomo había tratado de mantenerse al margen en la lucha que libran en la actualidad Airbnb y la empresa hotelera. Sin embargo, el proyecto de esta ley había entrado en evaluación desde mediados del año pasado, hasta que esta misma semana el gobernador de Nueva York tenía que tomar la decisión de aprobarla o vetarla.

La aprobación de la ley puede acarrear multas de hasta 7.500 dólares si se viola la normativa. En el estado de Nueva York, los alquileres de unidades multifamiliares por menos de 30 días de permanencia está prohibido desde el año 2010, sin embargo, hasta ahora las autoridades habían tenido muy complicado aplicar la legislación.

Una de las artífices de este proyecto de ley, Linda Rosenthal, libra la batalla contra portales como Airbnb, ya que aparentemente basan su negocio en violar las leyes, al tiempo que hacen más restringido el número de viviendas disponibles a un precio moderado. Por otro lado, también consideran que esta compañía no contribuye en la lucha contra los alquileres ilícitos, por el contrario los fomenta.

En Nueva York ya existía esta ley pero era difícil aplicarla.
En Nueva York ya existía esta ley pero era difícil aplicarla.

Los vecinos serán los principales aliados al momento de hacer efectiva la legislación, ya que ellos podrán denunciar el uso indebido de ciertos inmuebles. También los propietarios de los apartamentos que se encuentran en alquiler, podrán denunciar a sus inquilinos en caso que estos decidan a su vez subarrendar las habitaciones que componen el inmueble.

Las autoridades locales ahora se encuentran en plena facultad para rastrear a aquellos portales que estén incumpliendo las leyes, para frenar de este modo la proliferación de hoteles ilegales. Airbnb ha estado desarrollando por meses una agresiva campaña para defender su modelo de negocio, y presentó esta semana una iniciativa de autorregulación que se asemeja al modelo de registro que se emplea en ciudades como Chicago o San Francisco.

Por Nicolás Veracierta

Relacionados