Una crisis como hace 10 años… ahora con autos