Nicolás Veracierta vio: Macron lanza guiño a la derecha moderada

Home / Nicolas Veracierta / Nicolás Veracierta vio: Macron lanza guiño a la derecha moderada

Emmanuel Macron, nombró primer ministro al diputado conservador moderado Edouard Philippe, antes de viajar a Berlín, donde coincidió con la canciller Angela Merkel, en la disposición de ambos países a reformar los tratados europeos si fuera necesario.

Berlín. El nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, nombró primer ministro al diputado conservador moderado Edouard Philippe, antes de viajar a Berlín, donde coincidió con la canciller Angela Merkel, en la disposición de ambos países a reformar los tratados europeos si fuera necesario.

Antes de viajar, Macron había anunciado la nominación de Edouard Philippe, de 46 años, como nuevo primer ministro.

“Soy (…) un hombre de derecha”, reivindicó Philippe durante el traspaso de poderes en Matignon, sede de la jefatura de gobierno.

Con la elección de un jefe de gobierno ajeno al partido del presidente, el mandatario intenta atraer a la derecha para obtener una mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas de junio e impulsar las reformas liberales y sociales que prometió.

Europa fuerte

Poco después del anuncio, Macron fue a Berlín, en su primer viaje al extranjero, para abordar otra de sus grandes prioridades, la Unión Europea, con la canciller Angela Merkel.

Tras su encuentro, Macron expresó sus deseos de hacer una “reforma histórica” de Europa, y ambos mandatarios se mostraron dispuestos a cambiar los tratados para reformar la UE, en crisis ante el ascenso de los partidos antieuropeístas.

“Desde el punto de vista alemán es posible cambiar los tratados si tiene una utilidad”, declaró Merkel, mientras que Macron, a su lado, señaló que “el tema de los cambios de tratados fue un tabú francés, sobre el tema no lo habrá conmigo”.

Macron ya tomó posiciones en el pasado a favor de un “nuevo tratado fundacional” para la UE que permita en particular una mayor integración de la zona euro, con un “ministro” de Finanzas, un presupuesto autónomo dotado de una “capacidad de endeudamiento” y una implicación parlamentaria de la zona euro.

Al mismo tiempo,el presidente francés buscó sosegar a Merkel, asegurando que estaba opuesto a la idea de una mutualización de las deudas del pasado de los países de la zona euro. Una línea roja en Alemania. Llamó, en cambio, a abrir el debate con respecto a los proyectos de inversión de futuro.

“Lo que creo es que necesitamos inversiones nuevas y por lo tanto hay que pensar en mecanismos de inversión para el futuro y también hay que integrarnos más”, señaló Macron.





Ver fuente