Las alianzas pueden parar decisiones legislativas