El tiempo no garantiza títulos en la NBA