Costa Rica, el río del color del cielo