Nicolás Veracierta vio: Chicago, un encanto cosmopolita juntos a los Grandes Lagos

Home / Nicolas Veracierta / Nicolás Veracierta vio: Chicago, un encanto cosmopolita juntos a los Grandes Lagos

Entre enormes árboles e inmensos pastos sobresalen hileras de rascacielos, que más allá de custodiar a los visitantes, son los encargados de emocionarlos con su ecléctica arquitectura.

CHICAGO, EU.— El sol ya despuntó. El viento rozando tu rostro te hace ir despacio. Mientras el segway te motiva a andar más aprisa, como si estuviera ansioso de que conocieras el encanto de esta ciudad que, a cada tramo recorrido, te recuerda que aquí el clima cambia constantemente en esta temporada del año.

Con una sonrisa, Jennifer, tu guía, te indica, con la mano, que van a girar a la izquierda para internarse en una enorme área verde, que más adelante descubres es el Parque Grant, uno de los grandes pulmones de Chicago.

Ahí, entre enormes árboles e inmensas zonas de pasto, sobresalen hileras de rascacielos, que dicen que más allá de custodiar a los visitantes son los encargados de emocionarlos con su ecléctica arquitectura.

A un costado del lago Michigan, ese que está rodeado por los estados de Indiana, Illinois, Wisconsin y Michigan, empiezas a sentir más confianza en el segway, aceleras por momentos y logras mantener el equilibrio, sin dejar de admirar el paisaje. En ese instante, comprendes por qué te aconsejaron explorar la ciudad a bordo de este medio de transporte.

Chicago encanto cosmopolita

Las embarcaciones dispuestas sobre el lago te hacen detenerte para tomar una fotografía. Bajas del segway con la intención de capturar el lago repleto de yates y a tu espalda, te sorprende cómo un área verde parece coronada por edificios, quizás, piensas, es la mejor vista de la metrópoli.

A bordo, te diriges a la Fuente de Buckingham, diseñada por Edward H. Bennett, en 1927. Tu asombro por su dimensión aumenta cuando Jennifer te explica que tiene un diámetro de 85 metros, por lo que es considerada una de las fuentes más grandes del mundo.

Información que te hace cuestionarte quién la mandó construir, pero aún no preguntas, cuando te dice que fue una donación de Kate Buckingham, una importante mecenas cultural de Chicago, que la edificó en memoria de su hermano Clarence.

Tras unos momentos de contemplarla, Jennifer te indica que es momento de continuar. Te pide que te mantengas siempre a tu lado derecho, pues el carril también es utilizado por ciclistas, y que no pierdas de vista el camino, ya que algunos árboles tienen ramas muy alargadas.

Espacios culturales

Chicago encanto cosmopolita

Después de varios minutos de andar por un sendero bordeado de arbustos aparece ante tus ojos una imponente construcción. Escuchas a tu guía decir que es el Museo Field, uno de los recintos de historia natural más completos del mundo.

Ante aquella afirmación, decides entrar. Ahí te sorprende el esqueleto de 12.5 metros de un tyrannosaurus rex, que te enteras es el más grande y completo del planeta.

El museo alberga una colección de más de 24 millones de objetos, distribuidos en ocho exposiciones permanentes que incluyen desde momias egipcias, pasando por colección de piedras preciosas hasta animales y plantas en peligro de extinción.

Abordas, nuevamente, el segway, apenas aceleras, y descubres tu próxima parada: el Acuario Shedd, uno de los más grandes del mundo con cerca de 32,000 especies entre peces, anfibios, reptiles, invertebrados y mamíferos de las aguas de todo el mundo.

Ahí te dejas llevar por el carisma de los delfines, la astucia de las rayas, el misterio de las estrellas de mar y de las belugas, además te estremeces con los afilados dientes de los tiburones y de las pirañas y para arrancarte el miedo de esas especies te diriges a la zona donde se encuentran los pingüinos, quienes te sorprenden con sus delicados movimientos.

Sales del acuario y, antes de subirte al segway, te dejas cautivar por el skyline de la ciudad, ese que aparece en todas las postales y que presume la Torre Willis, el edificio más alto de Chicago, que se alza 442 metros y que durante 25 años fue el rascacielo más alto del planeta.

Ya en tu transporte personal te diriges al planetario Adler, sin saber, aún, que ese espacio es líder en educación científica a nivel global y que fue el primer planetario en Estados Unidos.

En su interior, haces un viaje de 1,000 millones de años luz, eres testigo del choque de dos galaxias, vives una explosión de una supernova y hasta le das una vuelta a la luna, todo ello mientras conoces un sinfín de secretos del universo. Esa experiencia fuera de este mundo las vives en sus tres teatros, incluido el Grainger Sky, el Definiti Space y el 3D Universe.

Después de un viaje por el universo, te diriges al Instituto de Arte de Chicago que, sabes, alberga la tercera colección de arte más grande de Estados Unidos. Antes de llegar al museo, admiras las decenas de yates y pequeñas embarcaciones que decoran la orilla del Lago Michigan, la tentación por obtener una foto te hace descender del segway una vez más.

En el Instituto, dejas que las 34 obras de Claude Monet te sumerjan en el movimiento impresionista, ese del que el pintor francés fue uno de sus creadores. También te pierdes por las pinturas de Vincent van Gogh, aunque te detienes unos minutos más en su célebre autorretrato, para después continuar con El viejo guitarrista de Pablo Picasso, El tiempo perforado de René Magritte, Retrato de Juanita Obrador de Joan Miró, así como Calle de París, día lluvioso de Gustave Caillebotte, entre muchas otras pinturas.

Además de otras grandes colecciones como la asiática, que abarcan casi cinco milenios de China, India, Corea, Japón y Medio Oriente y la de Arte Americano con más de 1,000 pinturas y esculturas desde el siglo XVIII hasta 1950. Allí te sorprendes al encontrar una obra del célebre muralista mexicano Diego Rivera.

De vuelta en el segway, te diriges, a toda velocidad, sin perder el equilibrio, a otro ícono de Chicago, el Parque Millennium, pues consideradas que tu visita a la también llamada Ciudad de los Vientos no puede concluir sin tomarte una foto de tu reflejo en el Cloud Gate, conocido por los locales como “El frijol”.

Te entretienes varios minutos buscando tu mejor ángulo en el reflejo, después buscar el mejor ángulo de las nubes para terminar eligiendo el mejor ángulo de los rascacielos, tras lograrlo, sonríes como si tu visita ahora sí estuviera completa.

Dato de viaje

Chicago es hogar de 2.7 millones de personas y, cada año, atrae a más de 40 millones de visitantes de diversas regiones del mundo.

¿Cómo llegar?

Aeroméxico, Volaris y United Airlines operan vuelos directos entre la Ciudad de México y Chicago. El trayecto tiene una duración aproximada de 4 horas.

Hospedaje

The Robey

  • www.therobey.com
  • 2018 West North Avenue, Chicago, Illinois, Estados Unidos.
  • Tel: (00872) 315-3050

The Peninsula

  • www.peninsula.com
  • 108 East Superior Street, Chicago, Illinois, Estados Unidos.
  • Tel: (00312) 337-2888
Restaurantes

Terzo piano

  • www.terzopianochicago.com
  • Interior del Instituto de Arte de Chicago 159 E Monroe St, Chicago, Illinois, Estados Unidos.
  • Tel: (00312) 443-8650

Ema

Operador

Absolutely Chicago Segway

arcelia.lara@eleconomista.mx





Ver fuente