Nicolás Veracierta: Instagram, una alternativa económica

Home / Mundo / Nicolás Veracierta: Instagram, una alternativa económica

Los instagramers influencers pueden hacer de sus perfiles en esta plataforma su modo de sustento.

¿Cómo una cuenta gratuita en una comunidad digital puede convertirse en el trabajo estable y lucrativo de una persona? No existe una fórmula hacia el éxito, pero las nuevas economías, así como los nuevos modelos de trabajo, han catapultado a emprendedores que deciden hacer de YouTube Instagram su nueva “oficina”.

En la actualidad, de acuerdo a lo que reseña Philippe González, fundador de la comunidad Instagramers y director de la productora americana AMC en España, una cuenta con 100.000 seguidores en Instagram puede cobrar fácilmente entre 500 y 750 euros por fotografía, lo que le permite al propietario de este perfil conseguir sólidos ingresos con unos pocos post al mes.

Nicolás Veracierta
Nicolás Veracierta: Con 100 mil seguidores se puede ganar hasta 750 euros por foto

Si ya estás frotándote las manos pensando en cuál será tu nuevo modelo de negocio, es importante que tomes en consideración que no existe una fórmula para el éxito en estas plataformas, y que alcanzar la visibilidad que te permita cobrar bien por tu talento en las redes sociales, es un trabajo arduo de día a día.

En un universo amplio de posibilidades económicas son muy pocos los que alcanzan llegar a la cima, pero puede ocurrir. Muchas cuentas patrocinadas demuestran que no tienes que ser una socialité mediática como Kim Kardashian, un futbolista reconocido como Cristiano Ronaldo o un ídolo del pop al estilo de Justin Bieber para encontrar tu nicho en redes sociales.

Nicolás Veracierta
Nicolás Veracierta: La publicidad está apostando en los influencers

Cada día más marcas apuestan por el contenido patrocinado valiéndose de las grandes comunidades digitales que manejan los influencers. El trabajo de estas personas, a su vez, no conoce límites, pues si bien es cierto que manejan una línea editorial dirigida a una región o país, si apuestan por una fórmula universal pueden llegar a tener un alcance global.

La marca británica de moda Asos se considera una de las pioneras en la apuesta de invertir en publicidad a través de usuarios influyentes. Surgió en la nación británica en el año 2000 y unos diez años más tarde abrió sus puertas en España, recurriendo al apoyo de instagramers influyentes para promocionar sus artículos, en una época en la que esta práctica era considerablemente nueva. Hoy en día cientos de marcas apuestan por este modelo de publicidad, en especial en el área de la moda.

 

Relacionados