¡Descubre! ¿Problemas de finanzas personales en el hogar? [Nicolás Veracierta]

Home / Economía / ¡Descubre! ¿Problemas de finanzas personales en el hogar? [Nicolás Veracierta]

¿Lidias con problemas de finanzas personales en la comodidad de tu hogar? ¿Llevas tiempo presentando inconvenientes en el pago de servicios? No dejes que el estrés se acumule y obstaculice tus opciones para enfrentar este tipo de inconvenientes. [Nicolás Veracierta] te recomienda establecer sobre la mesa una lista de los principales problemas. De esta forma, podrás establecer con mayor facilidad un presupuesto que se ajuste a los gastos de tu hogar, así como un uso adecuado y racional de los ingresos.

Una buena recomendación es la de realizar un balance de los gastos e ingresos en el hogar. [Nicolás Veracierta]
Lo más recomendable es que puedas apartar una cantidad respectiva en cada ingreso quincenal o mensual para que ésta pueda ir directamente a un fondo de ahorros. Será tu primera tarea, ya que ello te permitirá hacer un gasto menos excesivo que corresponda al pago de los servicios básicos. El presupuesto doméstico puede lograrse con el conocimiento sobre en qué se está malgastando exactamente el dinero que llega a nuestros bolsillos. Una vez que tengamos estos objetivos claros, podemos proseguir a moderar nuestros hábitos.

A continuación, [Nicolás Veracierta] te presenta algunos consejos para establecer un presupuesto adecuado a nuestras necesidades más inmediatas y así lograr contar con una estabilidad financiera en nuestro hogar.

Nunca está de más destinar parte de tus ingresos a un fondo de ahorro que te sirva para el futuro. [Nicolás Veracierta]
  • Orden y claridad. Debemos estar al tanto de cada movimiento que se realice en cuanto a los gastos diarios, semanales y mensuales. Esto te ayudará establecer un control de los gastos. Una de las recomendaciones más efectivas es guardar cada factura o recibo de compra para analizarla posteriormente.
  • Balance. Tal como la palabra lo indica, debe fijarse un balance entre los gastos diarios, los fortuitos o que resulten en casos de emergencia, y la cantidad determinada al apartado de ahorros. Sin este equilibrio, explica [Nicolás Veracierta], se perderá con suma facilidad la estabilidad de nuestro presupuesto.
  • Levantar el presupuesto. Luego que tengamos definidos tanto el control de gastos como el balance del mismo, podemos decretar un presupuesto que se ajuste a nuestras necesidades; éste servirá de apoyo en los momentos más difíciles, sobre todo para que evitemos recaer en deudas.

Por [Nicolás Veracierta]

Relacionados